El ángel más tonto del mundo, de Christopher Moore

Este verano me tiene totalmente exhausta. Entre el Covid, la mascarilla y el calor, la verdad es que no me quedan ni ganas ni fuerzas para leer. Por eso, escojo libros amenos, fáciles de leer y que me hagan evadirme invirtiendo el mínimo esfuerzo. Si me seguís, ya sabréis que soy muy fan del humor absurdo, y este sin duda es de mis libros favoritos del género porque tiene todo lo que necesito en momentos como este: es un libro corto, interesante, divertido, fácil de leer y que mezcla temas que a priori no tienen nada que ver de manera súper cómica.

Falta una semana para Navidad y el pequeño Joshua Barker necesita un milagro. Ha presenciado como mataban a Santa Claus de un palazo en la cabeza y claro, si está muerto, no habrá Navidad. Por eso, sin ser consciente de lo que hace, pide que el simpático gordinflón vuelva de entre los muertos sin saber que el ángel más tonto del mundo está dispuesto a ayudarle. Las Navidades en Pine Cove no van a ser como sus habitantes esperaban…

Moore es un genio como la copa de un pino. Tiene una mente brillante, capaz de crear personajes con mucha personalidad y situaciones surrealistas e inverosímiles con las que no podrás evitar acabar a carcajadas y poner más de una cara de asombro. En esta trama tenemos un elenco de personajes de lo más variopinto, desde el pobre Joshua, un inocente niño que esta preocupadísimo por la Navidad desde que presencia como matan a Santa Claus, pasando por Molly y su alter ego Kendra la Nena Guerrera de Allende de la Frontera, su novio, el policía que intenta resolver el caso puesto de cannabis hasta las trancas, pasando por un abanico de pueblerinos a cada cual más extravagante hasta llegar al perfecto imbécil de Raziel, un ángel ateo que, no es que no sea listo, sino que es un amuermado completamente idiota que intenta ayudar a Joshua y acaba liándola parda. Algo que me encanta de este autor es que en muchas novelas recicla los personajes: por ejemplo, en su libro Cordero volveremos a encontrarnos con Raziel. Volviendo a El ángel más tonto del mundo, las situaciones no son más normales que los habitantes de Pine Cove: tendremos disputas de pareja, asesinatos cometidos por error y un montón de problemas que derivaran en el apocalipsis en plena cena de Navidad.  

El autor usa muchos recursos a lo largo de la historia, de hecho, se podría considerar una novela negra si no fuese por la parte surrealista y el elemento fantástico que utiliza a lo largo de la trama. Moore hace humor con temas muy sensibles no aptos para todos los públicos, como pueden ser asesinatos, problemas mentales, muertos y una larga lista de situaciones de las que habla de la manera más natural mundo, y aunque a mí personalmente no me resulta un problema este tipo de humor, ya que siempre tengo en cuenta que estamos ante un libro de ficción cómico y no ante un relato basado en hechos reales, es cierto que no todos toleran esta manera de escribir, por eso prefiero avisar cuanto antes de que no todo el mundo está preparado para este libro. A pesar de todo, esta obra está considerada como una de sus novelas más ‘aburridas’, ya que el ritmo puede resultar un poco lento hasta que llegas a la mitad de la historia, sin embargo, a mí me parece el libro ideal para iniciarse con la pluma de Christopher Moore, ya que una vez lees esta historia, ya sabes lo que te espera si sigues de su mano porque, aunque sus libros son muy diferentes, el tipo de humor sigue la misma pauta: todos sus libros son surrealistas, satíricos, extravagantes, originales y divertidos. Y a partir de este libro, la calidad de sus novelas va en aumento.

Christopher Moore es un autor de fantasía cómica que se caracteriza por su humor ácido y absurdo. Ha escrito libros tan conocidos como El monstruo que amaba las gasolineras, Aleta y una hilarante trilogía sobre vampiros que consta de La Sanguijuela de mi niña, ¡Chúpate esa! y ¡Muérdeme! A pesar de que muchos de sus libros han sido propuestos para llevarlos a la gran pantalla e incluso algunos tienen los derechos comprados, parece que de momento, según palabras del propio autor ‘ninguno de ellos corre el riesgo de ser transformado en película’. Su última publicación fue Shakespeare for Squirrels. Por aquí os dejo su página web para que podáis estar al día de sus últimas noticias.

Si os ha gustado la reseña y os animáis a leer El ángel más tonto del mundo, podréis encontrarlo aquí. Si ya lo habíais leído, ¡contadme! ¿Qué os ha parecido? ¿Os gustaría que hiciera más reseñas sobre libros de Christopher Moore?

Y ahora, ¡leed insensatos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.