El día que el cielo se caiga, de Megan Maxwell

Soy firme defensora del tiempo de descanso en verano y por eso, muchas veces ni siquiera leo. A mi me resulta imposible ponerme a leer un libro denso con el calor, necesito historias fáciles de asimilar, escritas de forma coloquial y que no necesiten el cien por cien de mi atención siguiendo una trama complicada. Por eso mismo, el verano pasado me compre una revista que te obsequiaba con este libro. Conozco más que de sobra los libros de Megan y su manera de escribir, y era precisamente lo que necesitaba y andaba buscando para leer en los ratos que no estaba chapoteando en el agua o recuperándome bajo en aire acondicionado, pero no sabía que este libro podía romperte el corazón en mil pedazos y acabe llorando en plena playa de Fuengirola como una loca. 

Alba y Nacho, a pesar de pertenecer a familias diferentes, se conocen siendo muy niños e instantáneamente tienen una conexión muy especial que se va fortaleciendo según pasan los años. Pero a pesar de ser como hermanos, acaban distanciándose cuando Alba se casa con un mujeriego que la obliga a dedicarse a él completamente. Nacho acabará por mudarse a Londres, y será allí donde Alba, llena de remordimientos después de separarse, irá a buscarle, sin tener ni idea de que Nacho está pasando por un momento terrible de su vida por diferentes razones. Al final, la conexión que tenían desde niños vuelve más fuerte que nunca, y cuando Alba descubre que Nacho está enfermo, hará todo lo imposible por el, a pesar de las adversidades. 

Reconozco que es un libro que me sorprendió mucho. Megan tiene el don de contar historias reales, ya sean románticas, eróticas o incluso dramáticas, pese a quien le pese. Es imposible no sentirse identificado con sus personajes, incluso cuando los protagonistas y sus vidas son diferentes a las nuestras, y al final acabas por meterte en el libro sin remedio. Estoy acostumbrada a que Megan nos regale historias felices y divertidas, pero la trama de este libro te hace llorar cada 20 páginas. Es una historia muy dura, llena de pérdida y de situaciones muy difíciles de afrontar. Yo además lo leí en un momento muy difícil de mi vida (tuve que enfrentar mi propia pérdida en febrero) y quizás por eso me tocó tan de cerca. Para mí este libro es como una alegoría a la vida misma: divertida, excitante, trágica, triste, con una situación familiar dura, las ganas de salir adelante, amor en sus diferentes formas (romántico, por uno mismo, por tu familia…) Lo tiene todo. Además, los protagonistas están muy bien definidos. Alba, a pesar de su alegría es una chica a la que los años la han llenado de miedos e inseguridades, que por su familia intenta luchar contra el destino e incluso contra una sociedad estereotipada sacando fuerzas de flaqueza para afrontar la parte más dura de la vida mientras que Nacho no permite que sus circunstancias tan trágicas que vive desde pequeño hagan mella en él e intenta seguir con una vida normal, llena de planes, trabajando, viajando, cumpliendo metas y viendo a sus amigos y a su familia. A pesar de que el personaje de Nacho es el que más me ha llegado, yo me he sentido como Alba hasta el punto de que mientras avanzaba en la historia iba riendo con ella, llorando con ella… por un momento, hasta me convertí en ella. Suena raro, ¿verdad? Pues os aseguro que lo sentí tal cual. En este libro lo que más prima son las emociones: el amor por los demás, la importancia de la familia y las amistades y la capacidad de superación. Algo que también me gusto mucho de la trama, es que nos sitúa en la España de 1970, viviremos parte de La Movida española y seremos testigos de lo difíciles que eran ciertos temas debido a la desinformación de la sociedad que provocaba la continua crítica de muchas personas e incluso el rechazo de tu propia familia. Si queréis leer algo que, a pesar de ser una historia dura, es fácil de seguir, engancha con facilidad y te hace recapacitar sobre tus propias prioridades en la vida, es vuestro libro pero, si no estáis en un momento personal o familiar ideal, puede llegar a afectaros bastante.

Megan Maxwell, con más de cuarenta novelas a sus espaldas y una media de tres libros publicados al año, es una de las escritoras más reconocidas dentro del género romántico y erótico.. Varios de sus libros han sido publicados en diferentes idiomas y sus seguidores se cuentan por miles a lo largo y ancho del mundo. Además es una escritora muy cercana con el público y es ella misma la que administra, modera y contesta los miles de mensajes que recibe en los diferentes grupos de Las Guerreras Maxwell que existen y en su instagram. Por aquí os dejo su página web para que estéis siempre al tanto de las últimas noticias sobre sus libros.

¿Conocíais este libro? ¿Qué os ha parecido? Si todavía no lo conocéis y os animáis a leer este precioso libro, podéis encontrarlo aquí.

Y ahora, ¡leed insensatos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.